Foro Líderes mineros: Proyectos, operaciones y ampliaciones mineras

0
162

Proyecto Tía María
Raúl Jacob
Vicepresidente de Finanzas y CFO de Southern Peru Copper Corporation (SPCC)

Actualmente, la cartera de SPCC esta valorizada en US$ 8,000 millones. Dentro de esta cartera, se encuentran enfocados en 4 proyectos, el primero es la ampliación de Toquepala que tiene 96% de ejecución al momento y va a contribuir con una inversión de US$ 1,300 millones para producir 6,000 TM Cu, el segundo de ellos es Tía María con una producción de 120,000 TM Cu y una inversión de US$ 1,400 millones, en Apurímac tenemos el proyecto Los Chancas con una producción de 130,000 TM Cu y una inversión de US$ 2,800 millones siendo un proyecto muy atractivo y finalmente Michiquillay, en el cual, actualmente se encuentran trabajando con las comunidades.

Respecto al proyecto Tía María, son 2 años de construcción, en los cuales, se deberían crear 3,600 empleos directos más los indirectos y en los 20 años de operación de sus actividades va a haber 4,800 puestos de trabajo generados de los cuales 600 serán directos. De esta forma, los ingresos para Arequipa serían del orden de S/273 millones por año que agregando los 20 años de operación se convertirían en S/5,460 millones, finalmente, el gobierno nacional recaudaría S/215 millones por año.

Desde el 2017, desarrollaron una nueva etapa en el trabajo social mediante el programa Valle Unido con resultados muy positivos. La mina Tía María operará en un desierto, orientados a las buenas prácticas estarán enfocados en dos compromisos importantes, el primero es no afectar ambientalmente al valle y el segundo es ayudar a mejorar la calidad de vida de la población. Respecto a lo primero, desde el punto de vista ambiental hay 4 grandes temas que causan preocupación en la población: el primero es la ubicación de la mina y el río Tambo donde la pregunta es si tomarán agua del río (lo cual aluden no va a ocurrir) y otros temas son el impacto del polvo y la voladura, la filtración de líquidos de la mina al valle y la planta desalinizadora.

Abordando el primer punto, la ubicación de la mina estará fuera del valle, Tía María está a 7km, la Tapada está a 3km, la zona del procesamiento del material está a 11km; de esta forma, no se operará de ninguna manera en el valle y tampoco harán uso del agua del río Tambo, lo cual, ha quedado esclarecido en el EIA. En cuanto al impacto del polvo y la voladura, está planificado hacer que la fuerza y el impacto del explosivo se vaya adentro de la tierra y fracture el mineral minimizando el impacto externo. El polvo ocasiona una serie de problemas en el sistema operativo y en la seguridad de la fuerza laboral (accidentes), entonces esto es algo que será controlado con mucho cuidado. En el caso de la voladura se usarán micro cargas que tienen un escaso impacto externo, por tanto, el ruido de las vibraciones no serán sentidos más allá de los 500 metros y el polvo no saldrá de la zona de operaciones, además las voladuras no serán programadas en días en los que el viento sople hacia el valle para controlar y minimizar el impacto en la zona. En cuanto a la filtración de líquidos en la zona del proyecto hay una pared muy densa de roca que impide que pase agua entre el desierto y la zona del tambo, finalmente, para la provisión de agua se usará la planta desalinizadora que está ubicada en la costa al norte donde se tomará agua que se desalinizará para las operaciones y el resto de agua sobrante se devolverá al fondo del mar por medio de tuberías.